El hijo malcriado del padre golpeador

No puedo sino sentir tristeza, la tristeza que sientes cuando la tierra que amas arde ante la indiferencia o responsabilidad de aquellos que viven en ella.

Para este punto hay muchas versiones de lo que ha sucedido en las últimas 24 horas en Oaxaca y en la última década en general. Y el gran problema es que lo que reina es la desinformación, la intolerancia para las opiniones contrarias a la que abandera cada persona. Siempre nos quejamos de que la televisión, y todos los grandes medios de comunicación tradicional, ocultaban información al no mencionarla, pero ahora, las redes sociales ocultan información entre amarillismo, falsos comunicados y cadenas de whatsapp.

Y empieza la desinformación colectiva, qué gusto tenemos por encontrar culpables a cada pequeño detalle. Si algo falla en las redes sociales o la conexión a internet, la respuesta es la misma conspiracionista de siempre. Si un medio informa que es azul y otro que rojo, uno de los dos está coludido con el bando contrario. Nos llenamos de encabezados como “La foto que televisa no quiere que veas”, o “Esto es lo que los medios y el gobierno no quiere decirte”.

El gobierno por otro lado, no podría ser más miope, torpe, usando la fuerza de manera indiscriminada, como un “papá golpeador”, de entre todas sus opciones, decidió que los golpes, la violencia, era la manera de corregir a su hijo berrinchudo, no hay una versión en que esto sea justificado. Claro que la violencia es gran responsabilidad de él.

Y entonces, todos los falsos chismes. Empecemos por las cadenas que te invitan a quedarte en casa porque los policías han anunciado un “Escuadrón de la muerte”. Este tipo de cadenas aumenta la histeria colectiva, hace que gente buena no salga de sus casas por un miedo que se colocó en sus corazones, y vacía las calles. Además, puede ser el punto final para aquellos tan hartos del sistema encuentren una razón para unirse a las filas del movimiento magisterial.

Después, tenemos la gran cantidad de gente que se dedica a repetir hechos que encontró en facebook como una verdad ya hecha, el gran problema es que cuando mencionas que la información no es correcta te encuentras con respuestas como “Si no sabes mejor cállate”, “Maldito priista”, “Infórmate correctamente y luego opinas”… tantas opciones como esa, que llegas a una única conclusión, si no eres de la misma opinión que ellos, simplemente estás en un error. No hay debate, no hay libertad de opinión, no hay opción. ¿Son estas las personas que piden pluralidad, respeto a su libertad de pensamiento y derecho a opinar? Tal vez nos falta coherencia. Es cierto, esto está muy lejos de ser una regla general, y he tenido la oportunidad de hablar con personas que muestran que lo que se puede defender, que las ideologías, que la idea que venden aún tiene mucho de cierto en el proceso.

En esa misma categoría podemos encontrar a aquellos que desean “Ojalá les caiga una bomba a esos malditos policías”. Asumo que han olvidado que ellos también son personas, que son pueblo como dicen muchas de las imágenes que circulan. Es pueblo golpeando pueblo cuando los policías atacan, ¿cómo se dice cuando son las personas del movimiento las que atacan?

El caso de los saqueos es bastante especial, en ese momento no hay bandos, sólo podríamos decir que los oportunistas hacen su agosto. No tiene nada que ver con ideologías, solo con educación básica de respeto. Que si es una malvada corporación multinacional, eso no te da derecho a tomar lo que no es tuyo ni valida tus acciones.

En un ambiente tan complejo el sentido común empieza a escasear. ¿Qué es lo que esperabas CNTE, poder seguir violando la ley sin que hubiera consecuencias? En todo este proceso de gran pérdida para Oaxaca, ¿Quiénes son los que ganan?

Así, querido lector, ¿Qué opinión tienes con respecto al movimiento magisterial y sobre la reforma educativa? ¿Es correcto el actuar del gobierno? ¿Considerarías la violencia como un recurso a utilizar para alcanzar los fines que apoyas?

Actualización 20-Jun-2016 10:04pm

Un amigo que estuvo durante los eventos tiene puntos que definitivamente deben tomarse en cuenta: